Actualmente nos encontramos ante una constante evolución en materia de la tecnología, antes solo podíamos comprar artículos en tiendas físicas, ahora con el apoyo del Internet podemos comprar casi en cualquier tienda del mundo. Las compras en línea dentro de nuestro país han aumentado considerablemente, de acuerdo con un estudio realizado por el Banco de México, de enero a septiembre de 2017 se efectuaron 118.1 millones de compras autorizadas en comercio electrónico.

Al comprar en Internet se obtienen grandes beneficios y aunque puede resultar atractivo por la facilidad de compra, la variedad de productos, opciones de entrega y diferentes tipos de pago, necesitamos estar alerta de las páginas a las que accedemos a comprar. La mayoría de las transacciones en línea se realizan sin ningún problema, pero en algunos casos hay riesgos, por eso queremos darte algunos consejos para la próxima vez que hagas una compra.

  1. Utiliza una red de Internet segura

Aunque sea cómodo y fácil navegar en Internet, si estás conectado a una red pública como la de un centro comercial o la de un restaurante será más fácil que un hacker o un ciberdelincuente obtenga tus datos personales tales como tu nombre o tu tarjeta de crédito. Por eso asegúrate de estar conectado a una red segura.

  1. Investiga la página

Como dicen si es demasiado bueno para ser cierto, probablemente sea falso. Antes de hacer una compra compara el precio del producto con otra página que lo venda, si la diferencia de precios es muy grande ten cuidado. Asegúrate de leer los comentarios de la página o ponte en contacto con el vendedor, y cuidado, si el sitio tiene errores gramaticales o utiliza imágenes de baja calidad, podría ser un fraude.

  1. Verifica de dónde proviene el pedido

A veces conseguimos páginas que tienen precios muy baratos, pero no checamos de donde provienen los productos. Hay ciertos sitios que mandan las cosas desde China y en este caso te puedes llevar una sorpresa desagradable ya que el paquete puede llegar tarde porque aduana lo retiene o se tiene que pagar un importe elevado para recogerlo ahí.

  1. Lee las letras chiquitas

Antes de realizar tu pago conoce las condiciones de envío, la garantía y las políticas de devoluciones. Algunas páginas ofrecen reembolso completo, mientras que otras tienen cargos adicionales.

  1. Guarda el justificante de compra

Siempre conserva una copia digital de las compras que realizas, esto podrá ayudarte si necesitas hacer una devolución o reclamar por cargos extras no autorizados que se realicen.

  1. Revisa periódicamente los movimientos de tu tarjeta

Después de haber hecho tus compras online revisa que todos los cargos en tu estado de cuenta sean conocidos, si alguno te resulta sospechoso ponte en contacto con tu banco.

 

Por otra parte, si eres propietario de alguna tienda en línea asegúrate de contar con el certificado de seguridad SSL, que sirve para brindar seguridad al visitante y cerciorarse de estar accediendo a un sitio auténtico, real y confiable para ingresar datos personales. Si aún no cuentas con dicho certificado ponte en contacto con nosotros al (444) 198-6268 y podremos ofrecerte el servicio.