Nuestro mundo está cambiando.

Estamos sufriendo una transformación en donde “Cosas” se comunican con otras “Cosas” y estas conversaciones están creando nuevos modelos de negocio y de servicio en las empresas.

Hace 20 años Internet solo se utilizaba para buscar información. En los últimos 10 años hemos vivido una nueva forma de uso en internet, en donde todo se ha convertido en social, transaccional y móvil.

Se estima que para 2020 habrá 50 millones de dispositivos conectados por Internet. Imaginemos una ciudad del futuro. Una ciudad «inteligente» en la que los teléfonos móviles abren puertas, los sensores detectan fugas en las cañerías y las vallas publicitarias cambian sus anuncios de acuerdo con el perfil de consumidor de las personas que pasan por esa calle. Pequeños sensores permiten medir la temperatura de una habitación o el tráfico de taxis por las calles. Cámaras de seguridad velan por la seguridad en los edificios y paneles del metro indican el tiempo restante hasta la llegada del siguiente tren.

Todo esto es el Internet de las Cosas (IoT). Literalmente consiste en que las cosas tengan conexión a internet en cualquier momento y lugar. En un sentido más técnico, es la integración de sensores y dispositivos en cualquier objeto que quedan conectados a Internet a través de redes fijas y móviles. El hecho de que Internet esté presente en todas partes permitirá que la adopción masiva de esta tecnología sea masiva.

¿Constituirá el Internet de las Cosas una tecnología de uso general como lo fue la electricidad o los automóviles?.

Para conocer más acerca de nuestros servicios en diseño web profesional, puedes llamarnos al (444) 198-6268 ó enviarnos un correo a través de nuestro formulario.