1. Calidad: recuerda que nos encontramos en un mundo totalmente digital, así que los usuarios quieren ver contenidos auténticos y de calidad. Realiza contenidos únicos redactados por tu propio equipo.
  2. Relevancia: que tus contenidos siempre sean relacionados a tu empresa o a lo que te dedicas. Se variado, pero siempre con la intención de informar.
  3. Valor: haz que todos tus contenidos tengan un valor para tus usuarios y hazte siempre la pregunta ¿qué me gustaría saber o ver si fuera yo el cliente?
  4. Fiabilidad: cuando crees tus contenidos, verifica las fuentes de donde sacas la información que sean confiables y si se necesita da el crédito a la fuente. Así mismo, investiga con expertos por tu cuenta, atraerás más usuarios interesados.
  5. Oportunidad: siempre mantente en contacto con tu audiencia y dales la opción que te comenten que es lo que quisieran ver en tu página o blog.